Ansiedad por separación.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ansiedad por separación.

Mensaje  Mibulldogfrances el Lun Oct 04, 2010 11:47 am

El problema suele ser que el animal desarrolla hiperapego hacia uno o varios de sus amos y sufre cuando se queda solo. Las manifestaciones más típicas de la ansiedad por separación son ladridos, destrozos (muchas veces de las puertas de salida) y evacuaciones indebidas. Se manifiesta muchas veces tras determinados cambios: una mudanza, cuando llega un nuevo miembro a la familia...

Los adiestradores, los castigos y los collares antiladridos no sirven para nada. Hay gente que opta por adoptar otro perro para que se hagan compañía, pero muchas veces es contraproducente: el perro puede contagiar su ansiedad al recién llegado.

La verdad es que el problema de la ansiedad por separación es una cosa peliaguda. Se trata probablemente del problema de comportamiento más difícil de solucionar, porque no estás presente para corregirlo. Pero eso no significa que no tenga solución.

La única solución pasa por una terapia para que soporte la separación, que puede estar acompañada de medicación (ansiolíticos), mucho ejercicio (el exceso de energía siempre es malo en los perros) y mucha paciencia. Esa terapia consiste por un lado en limitar las muestras de afecto hacia el perro, sobre todo en el momento de entrar y salir de casa: lo que hay que hacer es saludarle brevemente e ignorarle hasta que esté tranquilo.

Por otra parte hay que llevar a cabo unas pautas que desdramaticen el momento de la marcha y acostumbren al perro a quedarse solo a intervalos cada vez más largos. Y si tu perro tiene ansiedad por separación, aunque responda bien y parezca recuperado, siempre vendrá bien que repitas esas pautas regularmente.

pautas:

* Comience a llevar a cabo sus actividades de partida normales (buscar las llaves, ponerse el abrigo), luego, vuelva a sentarse. Repita este paso hasta que su perro no muestre ninguna angustia en reacción a sus actividades.

* Ahora, lleve a cabo sus actividades de partida normales y vaya a la puerta y ábrala, y luego, vuelva a sentarse.

* Ahora, salga por la puerta, dejando la puerta abierta, y regrese.

* Por último, salga por la puerta, cierre la puerta y regrese inmediatamente. Acostumbre a su perro a estar solo poco a poco, con la puerta cerrada entre ustedes, por varios segundos.

* Proceda muy gradualmente de un paso a otro, repitiendo cada paso hasta que su perro no muestre indicios de angustia. El número de repeticiones variará, dependiendo de la severidad del problema. En caso de que, en cualquier momento durante este proceso, sus acciones produzcan una respuesta de ansiedad en su perro, ha procedido demasiado rápidamente. Regrese a un paso anterior en el proceso y practique este paso hasta que el perro no muestre ninguna reacción de angustia, y luego proceda al próximo paso.

* Una vez que su perro esté tolerando el que usted esté del otro lado de la puerta por varios segundos, comience ausencias de duración corta. Este paso implica darle al perro un indicio verbal (por ejemplo, "Regresaré"), saliendo y luego regresando dentro de un minuto. Su regreso debe ser como si fuera algo común. No le haga caso a su perro o salúdelo tranquila y calmadamente. Si él no muestra indicios de angustia, repita la práctica. Si parece ansioso, espere hasta que se relaje antes de repetir la práctica. Aumente gradualmente el tiempo que usted está ausente.

* Practique todas las ausencias que sean posibles que duren menos de 10 minutos. Puede hacer muchas partidas dentro de una sesión si su perro se relaja lo suficiente entre partidas. También debe dispersar partidas y ausencias de corta duración de práctica durante todo el día.

* Una vez que su perro pueda aceptar las ausencias a corto plazo (30-90 minutos), normalmente podrá aceptar intervalos más largos solo y usted no tendrá que repetir ese proceso cada vez que piense ausentarse por más tiempo. La parte difícil es al principio, pero el trabajo se vuelve más
fácil a medida que usted avanza. No obstante, debe proceder lentamente al principio. La cantidad de tiempo que tome acondicionar a su perro a estar solo depende de la severidad de su problema.

Cómo enseñar siéntate-quédate y abajo-quédate

Otra técnica para reducir la ansiedad por separación de su perro es practicar las actividades de entrenamiento comunes "siéntate-quédate" o "abajo-quédate", utilizando el refuerzo positivo. Su objetivo es que su perro lo pierda de vista brevemente mientras queda en la posición "quédate" y, por lo tanto, enseñarle a su perro que puede permanecer calmada y felizmente en un lugar mientras usted va a otro. Para hacer esto, usted aumenta gradualmente la distancia que se aparta de su perro. Al avanzar, puede hacer esto durante el transcurso de sus actividades cotidianas normales. Por ejemplo, si está viendo televisión con su perro a su lado y se levanta para buscar un bocado, dígale que se quede y salga usted de la habitación. Cuando regrese, dele una golosina o elógielo tranquilamente. No castigue nunca a su perro durante estas sesiones de entrenamiento.


(Fuente: Bulldogfrances.es)

_________________
Recuerda: Antes de Postear debes leerte las normas del foro.
avatar
Mibulldogfrances
Admin

Mensajes : 162
Puntos : 290
Fecha de inscripción : 30/09/2010

Ver perfil de usuario http://mibulldogfrances.foro-activo.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.